Evolución de la teoría normativa

  1. Lógica de Desarrollo Natural
  2. Lógica del desarrollo planificado
  3. Autorregulación de ciencia normativa
  4. Revoluciónes en ciencias normativas
In English   In Finnish   Indice

Lógica de desarrollo natural

Para que ayudar a entender el papel de la teoría de la práctica en la actividad de una profesión moderna, comenzamos con una ojeada breve histórico sobre la manera tradicional de trabajo profesional que funciona sin cualquier teoría explícita.

El hombre probablemente siempre ha sido capaz de adaptar su actividad y sus pertenencias a las cambiantes exigencias del entorno. Bien podemos suponer que en los tiempos más remotos estos cambios fueron hechos casi instintivamente, o sobre la base de la sabiduría tácita reunida a partir de la experiencia. La mayor parte de las personas vivían en familias y tribus, y los miembros más jóvenes de la comunidad tenían acceso a una fuente abundante de experiencia almacenada en las memorias de sus mayores: tradición (fig. de la derecha).

La tradición solía ser bastante rígida, y la gente era reacia a divergir de ella. Pero normalmente podía hacerse un cambio de rumbo si la gente notaba una fuerte necesidad real de ello. Christopher Alexander (1964, 46) da una bella descripción de la tradición que se desarrolla:

"Los creadores de formas sólo introducirán cambios bajo una fuerte coacción donde haya poderosas (y obvias) molestias en las formas existentes que exijan corrección" ... "Hay una especial cercanía de contacto entre el hombre y la forma que lleva a una constante reorganización del detalle insatisfactorio, a la mejora constante. ... Y todo lo que precisa cambiarse, es cambiado de una vez...
El principio básico de adaptación depende del simple hecho de que el proceso hacia el equilibrio es irreversible.  Lo inadaptado proporciona un incentivo para el cambio; la buena adaptación no proporciona ninguno. En teoría el proceso al final se limita a alcanzar el equilibrio de las formas bien adaptadas...
Sin embargo, para que la adaptación tenga lugar en la práctica, una condición vital ha de ser satisfecha. Debe tener tiempo para ocurrir. El proceso debe ser capaz de lograr su equilibrio antes de que el próximo cambio cultural lo trastorne de nuevo."

El desarrollo de la tradición es normalmente "incremental": principalmente no consiste más que en pequeñas desviaciones a partir del original. Después de que se ha hecho un experimento, el resultado será inspeccionado y juzgado mejor o peor que el original. Si no se lo juzga satisfactorio, se hacen nuevos experimentos hasta que "encaja" bien. El método es llamado iteración (lat. iterum, "de nuevo", figura de la izquierda).

El método iterativo tiene algunos aspectos débiles. Es un hecho que el viejo modo inconsciente en que la tradición se desarrollaba difícilmente dio lugar a soluciones radicalmente nuevas. ¿Por qué? Porque inventar algo radicalmente nuevo es muy difícil si comenzamos a partir de la vieja solución omnipresente. Haciéndolo así, habitualmente seremos capaces de imaginar sólo soluciones que no difieren mucho de la antigua.
E incluso si fuésemos capaces de inventar alternativas radicalmente nuevas que divergiesen entre sí en más de un aspecto, sería imposible hacer una crítica de ellas y ordenarlas por orden de preferencia con los métodos iterativos. La iteración resulta bien si nuestras alternativas difieren del objeto en un solo aspecto o atributo; de otro modo puede llevar en la dirección equivocada.
Otro inconveniente es que mientras la iteración suele llevar a una solución mejor, puede, sin embargo, fallar en cuanto a encontrar la mejor alternativa de todas. Un ejemplo de esto puede verse en la figura de la derecha: si el proceso de iteración se empieza en la opción A, llevará al final a la alternativa C. Esto, sin embargo, sólo es un óptimo parcial: si bien es ciertamente mejor que los vecinos, es mucho peor que una solución S radicalmente distinta, lo que nunca podría ser encontrado sólo por iteración.

Así, el desarrollo exitoso de la tradición sólo es posible si se cumplen tres condiciones:

Estas condiciones raramente se cumplen en la sociedad moderna; en consecuencia, el ciudadano medio no usa ya la tradición como una base cuando está diseñando una casa nueva u otro utensilio. Sin embargo, un diseñador profesional puede seguir sacando partido de las tradiciones de su profesión. La razón es que él es competente para valorar qué elementos de la tradición son inútiles y cuáles son prácticos en el diseño de un producto nuevo.

Un divertido relato de la educación de los arquitectos basada en casos ejemplares en el método tradicional de "maestros y aprendices" lo da Yona Friedman en el libro Toward a Scientific Architecture, 1975, figura de la izquierda:

"El aprendizaje se dispensa por los "maestros," que tienen sus propios trucos especiales [del oficio] que son imposibles de comunicar. Incluso aunque los puedan usar, no pueden enseñarlos. Los maestros están rodeados, por consiguiente, por aprendices imitan lo mejor que pueden el estilo de trabajo de su maestro, esperando que por un medio o por otro adquirir su "toque."
Yo llamo a tales disciplinas las disciplinas "aprendizables". Aquí, la calificación del estudiante dependen esencialmente de la calificación o la personalidad del maestro."

Lógica del desarrollo planificado

En contraste con el método tradicional, Friedman explica el método de la "educación científica" (figura de la derecha):

"Pero hay otras disciplinas, en su mayor parte llamadas ciencias, en las que ... las escuelas operan de acuerdo con un arsenal de reglas, que están a disposición del público...
Todo el que lea y comprenda estas reglas puede él mismo aplicarlas, sin tener que imitar a los maestros; y una vez que las entienda, puede comunicarlas a cualquier otro. Se formulan en tal modo que en todo caso está claro si se aplican o no.

Llamo a éstas las disciplinas enseñables. En estas áreas de estudio, la personalidad del profesor no tiene importancia."

Los innovadores modernos pueden basar sus diseños no solamente sobre productos previos, sino también sobre algo muy potente: los modelos teóricos de los productos. Los modelos pueden proporcionar fundamentos para soluciones completamente nuevas, bases para evaluarlas y para desarrollarlas hasta que se encuentre una variante que cumpla todos los requerimientos simultáneos (fig. de la derecha).

Hacer un modelo teórico en primer lugar suele ser bastante difícil. Sin embargo, en una sociedad moderna hay especialistas en la construcción y uso de modelos teóricos: los investigadores. Cuando se les invita a tomar parte en el proceso, eso significa iniciar un proyecto de desarrollo deliberado que reclama métodos especiales.

La idea de invitar a investigadores del mundo académico a colaborar en el desarrollo industrial es relativamente nueva. Anteriormente la mayor parte de los investigadores profesionales (universitarios) no estaban realmente interesados en actividades de desarrollo. Éstas solían ser clasificadas como parte de la gestión de la industria, las artes y la artesanía. Tales actividades para gente no académica eran consideradas como menos intelectuales y valiosas que el pensamiento y la erudición "puros". Este orden de valores era un legado que se remonta a tiempos inmemoriales, cuando todo el  trabajo práctico era delegado a los esclavos y criados.

En la antigüedad, pocos filósofos clásicos tenían algo que decir sobre cómo desarrollar una habilidad práctica. Aristóteles, no obstante, hizo una observación fugaz en la que clasificaba las ciencias en dos grupos: las superiores ciencias teóricas que buscan la verdad y las ciencias prácticas, que pretenden ayudar y dar una orientación en las actividades del hombre. Ejemplos de las últimas eran la ética, la política y la economía. Es bastante asombroso que ni Aristóteles ni otros filósofos conocidos dijesen una palabra sobre las ciencias prácticas florecientes en Grecia: la medicina de Hipócrates, la física de Arquímedes, o la construcción de Vitruvio. Algunos de estos científicos prácticos eran, sin embargo, capaz escribir tratados teóricos de su ciencia con el contenido distintamente normativo, que se puede ver, por ejemplo, en el prefacio de Vitruve al libro I que fue dedicado al emperador Augusto.

"He redactado reglas definidas para hacer posible que tengas conocimiento personal de la calidad tanto de los edificios existentes como que los que todavía están por construir."

Sin embargo, incluso sin ayuda alguna de la filosofía académica, las habilidades y tradiciones de las distintas artesanías mejoraron gradualmente. Durante la Edad Media, las artes manuales se llegaron a organizar en distintos gremios, y la mayor parte de estos quería conservar la habilidad y tradición acumulada como preciosos secretos del gremio. Dado que pocos maestros sabían leer o escribir, el conocimiento se conservaba en la mayor parte de los casos como un saber tácito, y probablemente la mayor parte de él ahora se ha perdido. De alguna manera, los maestros conocían bien el valor de la tradición y su propia autoridad. Ello resulta patente en el discurso del arquitecto Jean Mignot al llegar en el año 1400 a enseñar a los infortunados albañiles de la catedral de Milán, cuyas bóvedas estaban a punto de desmoronarse:

Ars sine scientia nihil est. "La habilidad sin el conocimiento no tiene valor."

Cuándo teoría escrita se publicó de vez en cuando, las palabras iniciales muy a menudo indicaron el propósito normativo. Algunos ejemplos se citan en la página de Teoría de la arquitectura.

Muchos libros se pensaron - o declararon se pensar - simplemente documentar la tradición profesional colectiva ya existente. Hipócrates denominó modestamente su libro "Sobre la medicina antigua" aunque se parece contener sus propias observaciones, también. Hanns Schmuttermayer, un maestro constructor del XV siglo, atestiguó humildemente en su guía sobre el diseño de los pináculos decorativos de catedrales:

"Y estas no son invenciones de mí mismo, sino que todas fueron creadas por maestros mayores y famosos..."

No obstante, desde Renacimiento el mundo cambiaba tan rápidamente que las tradiciones meras no podrían resolver las necesidades de profesionales ni sus clientes. Nuevas investigaciónes, directamente desde empiria actual, se necesitan. Francis Bacon (1561 - 1626) y Galileo Galilei (1564 - 1642) fueron los primeros en contemplar seriamente la lógica de las "ciencias prácticas". Al final quedó claro que la investigación podría ayudarnos a alcanzar fines de dos tipos:

A partir de los hallazgos de la investigación descriptiva no podemos directamente proceder a recomendaciones normativas. "A partir de lo que es, no se sigue lo que debiera ser" dice el axioma a veces llamado "la Guillotina de Hume". (David Hume, 1711 - 1776.) Entre la descripción y la norma necesitamos una fase intermedia de apreciación humana y evaluación que puede llevar a conclusiones bastante diferentes.

Tomó un tiempo largo antes filósofos eran capaces de clarificar la relación lógica entre la ciencia descriptiva y normativa. Auguste Comte (1798 - 1857) caracterizó la finalidad práctica de la investigación con las palabras savoir pour prévoir pour pouvoir - saber para prever para poder - el conocimiento nos ayuda a predecir y, así, a influenciar. Algunos filósofos querrían ver los tres tipos de investigación mostrados arriba como una "cadena de investigación y aplicación" lógica, donde información fluye gradualmente de investigación básica a la aplicación práctica. Esta cadena consistiría en tres tipos de proyectos de investigación:

  1. investigación básica, que simplemente reúne el conocimiento sin buscar fin práctico alguno (como ejemplo en medicina: estudiar una enfermedad sin buscar curarla).
  2. investigación aplicada que mostraría que son posibles "aplicaciones" útiles (como ejemplo, el intentar hallar curas para una enfermedad, basadas en los conocimientos reunidos sobre ella)
  3. el desarrollo fomenta "aplicaciones" en el mundo real (por ejemplo, comenzando la producción industrial de un medicamento curativo).

Sin embargo, el estudio empírico moderno de lo que ocurre entre investigadores, financieros e industria cooperando en el desarrollo ha mostrado que la "cadena" de arriba no es muy común en la vida real. La mayor parte de los desarrollos tecnológicos no se originan en la investigación básica, sino en las necesidades prácticas de los clientes o a veces en una innovación hecha en el taller. Tras este incentivo, los aspectos teóricos pueden ser investigados, clarificados o refinados pro los investigadores, pero esto ocurre sólo cuando la dirección de la industria lo juzga necesario.

¿Hay, pues, algún modelo típico del desarrollo industrial moderno? Muchos investigadores han esperado encontrarlo estudiando el buque insignia del progreso moderno, la tecnología. En 1965, de Solla Price publicó su escrito, Is Technology Historically Independent of Science? En 1966, varios famosos filósofos se unieron para escribir Towards a Philosophy of Technology; en 1969 Herbert A. Simon escribió un libro importante, The Sciences of the Artificial. Tras ello, han aparecido por lo menos cada año informes de investigación y de seminarios.

Arriba se da un cuento corto de las deliberaciones filosóficas principales que han proporcionado la base del sitio presente de arteología. La reunión de la materia para este sitio y el encontrar una estructura conveniente para lo, tomó varios años, que proceso se documenta en la página Cómo Arteología fue llevado.

Se parece hoy que la división tradicional entre la investigación básica, la investigación aplicada, y el desarrollo, no puede dar ninguna base fértil para el estudio de productos y producción. En lugar, en este sitio utilizamos una otra división de actividades de investigación que se base en las metas principales de investigación:

Autorregulación de ciencia normativa

Un factor importante en la evolución de una rama de ciencia es su capacidad de responder a los requisitos de la sociedad, en otras palabras cómo exactamente el sistema interno de la ciencia puede detectar necesidades y problemas externos y dirigir su propia actividad respectivamente. En la investigación tanto descriptiva como normativa hay mecanismos para esta tarea, pero trabajan diferentemente.

El procedimiento autocorrectivo tradicional de la ciencia descriptiva incluye la verificación, crítica mutua por colegas de todos los resultados descriptivos publicados de la investigación, como se explica en Evaluar los resultados teóricos.

Como contrario del estudio descriptivo, el mecanismo para asegurar el progreso del estudio normativo se basa en su contacto cercano con la práctica. Este contacto ayuda en dirigir la investigación en esos asuntos que la comunidad mire como importantes, y también prueba la utilidad de los resultados de cada proyecto de investigación (véase Evaluar propuestas normativas) y los resultados que se alcanzan al aplicar la teoría novela en la práctica. Las evaluaciones se deben obtener de la industria o del gran público. La utilidad incluye aquí todas las cualidades deseables de actividades o productos como usabilidad, belleza, mensaje, y también sus valores ecológicos y económicos. Más exactamente, no son las cualidades ellos mismos pero cómo ellos son evaluados por la gente en sociedad, que da el veredicto decisivo en el juicio de las teorías de diseño. El criterio de la utilidad llega a ser muy pronunciado en esos proyectos de investigación que sean financiados directamente por la industria.

Se debe notar que verificación y la evaluación de utilidad son de ninguna manera mutuamente exclusivas. En un estudio descriptivo es posible probar la utilidad de objetivos y conclusiones al lado de la prueba normal de la verificación. Si la evaluación de la utilidad se hace temprano en el proyecto, en su etapa de planeamiento del proyecto, ella puede dirigir los objetivos del estudio y su contenido entero en una dirección más aceptable al mundo fuera la comunidad científica.

Revoluciónes en ciencias normativas

Un ejemplo excelente de revoluciónes en ciencias normativas es la teoría de diseño, especialmente la historia de la arquitectura europea. Sus teorías así como estilos se documentan bien de antigüedad hasta nuestro tiempo (cf. Teoría de la arquitectura).

En la teoría de diseño las revoluciones pequeñas y grandes son frecuentes, y cada uno de ellos causa normalmente un cambio visible en el estilo predominante de diseño. Porque las sociedades humanas cambian continuamente, el valor de utilidad de una teoría del diseño varía en el tiempo y es normal que después de cambios sociales importantes en sociedad también los paradigmas predominantes del diseño pierden sus encantos y la gente comienza a anhela un cambio en la tendencia del diseño. Es posible que incluso la meta principal del diseño se cambiará, que inmediatamente será reflejada en productos subsecuentes como un conjunto de características nuevas, un estilo nuevo del diseño.

Meta dominante
de la arquitectura
y de su teoría
Fundador
del paradigma
de la teoría
Estilo
de diseño
arquitectónico
Utilidad, durabilidad,
y agradabilidad
Vitruvio El estilo dórico,
jónico y corintio
La salvación religiosa (Ningún teoría se ha conservado) Estilo gótico
Las metas de Vitruvio
se revivieron
L.B.Alberti Renacimiento,
barroco, rococó,
estilo neoclásico
Estilos personales Viollet-le-Duc Art Nouveau (modernismo).
Estilos personales
como Gaudí
Utilidad Le Corbusier Funcionalismo
Economía
de construcción
F.W.Taylor La arquitectura de
cajas de cerillas
La tabla en el derecho muestra seis períodos consecutivos de la arquitectura europea que son caracterizadas por cambios del paradigma, de la teoría así como también de estilo. Ambos los estilos arquitectónicos y las teorías dominantes del diseño de estos períodos son incompatibles con otros períodos (excepto el hecho que ese renacimiento adoptó algunas de las teorías de la antigüedad). Los cinco cambios del paradigma han sido causados por los cambios fundamentales en las preferencias de la gente con respecto a las metas de la construcción.

Aunque la tabla arriba muestra no menos que cinco revoluciones en la teoría arquitectónica, debemos tener en cuenta que la duración documentada es larga - dos milenios. Eso es igual a una revolución por cada 400 años, en hecho un paso moderado en comparación con la teoría de la telefonía, que ha logrado una revolución completa en un lapso de apenas un siglo.

En artes libres tales como literatura y artes pictóricas, los estilos y las modas cambian con frecuencia de más que una vez en 100 años, y sucede a menudo sin cambios teóricos correspondientes. Una justificación teórica para un nuevo estilo viene a veces posteriormente. Mientras que en la tecnología no puede haber diseño sin teoría - en otras palabras la nueva teoría siempre debe preceder un diseño nuevo - en artes libres la teoría no es imprescindible. Una obra de arte o un producto industrial simple se puede diseñar sobre unas pocas horas, mientras que una investigación toma meses. Por lo tanto es normal que los investigadores no pueden inmediatamente producir la nueva teoría que sería necesaria como un fundamento para nuevos diseños.

Sucede a menudo durante la ausencia de una teoría normativa actualizada que un artista más talentoso que otros puede tener éxito creando intuitivo un producto nuevo que cumple las demandas nuevas. Este producto entonces se convierte en un ejemplar que define la nueva manera del diseño, por lo menos hasta que aparece una teoría de diseño basada en investigación más extensa eventualmente.

En el diagrama arriba, los puntos rojos marcan ejemplares que demuestran la manera para las obras normales y convencionales que siguen (los puntos negros), y que en cambio indican la tendencia general del diseño, y en tiempo también de la teoría. Como el diagrama demuestra, los ejemplares son a menudo un poco (pero no demasiado) apartados del camino principal del desarrollo. Además, hay generalmente unos pocos artistas extremistas y sus obras (puntos azules) que fallan a empezar a comprensión y la aprobación, y así sólo permanecen como curiosidades históricas. (Si usted quiere hacer esta clase del estudio, usted puede escoger para la dimensión X en el esquema cualquier característica de los productos que usted piensa es importante en el cambio de los estilos que usted estudian.)

Observe que cuando estudiamos el desarrollo de la ciencia en una perspectiva muy larga, no hay contraste absoluto entre la ciencia normal y la revolución científica. Ambos se refieren a la revisión de la teoría. La diferencia es que ésta última es más rápida y más profunda. La evolución en ciencias se puede comparar al movimiento geológico perpetuo de continentes - se pasa pacífico si puede hacer así sin obstrucción, pero si una roca terca la detendría por un tiempo, la presión se reuniría que descargaría algún día como un terremoto.

Si ahora miramos la situación actual en la arteología se parece que no hay mucha razón de esperar otro que una evolución pacífica en el futuro próximo. Aunque la sociedad ahora se desarrolla rápidamente y toda la hora crea nuevos requisitos para productos, hay tanto investigación ahora en cada campo de la producción que cualquier problema nuevo que resulta de cambios fuera de la profesión del diseño, tenga buenas ocasiones de conseguir la atención apropiada inmediatamente. Los problemas no solucionados no conseguirán así acumulados en un lío que se podría rectificar solamente con una revolución. La situación no será tan mala como estaba en tiempo de Alberti o de Viollet-le-Duc (véase arriba), que se forzaron a hacer la revolución porque tenían también muchos problemas a solucionar inmediatamente, siendo los primeros pioneros en su campo después de un intervalo sin investigación competente, que continuó por varias generaciones.

Un más factor que ayuda a bloquear una revolución es que ahora hay buena coherencia entre los campos de la investigación separados en el arteología, que ayuda a resolver las controversias inevitables entre los valores personales de la gente y entre sus preferencias con respecto a productos. Esta cohesión es proporcionada por los elementos comunes siguientes:

Tipos de
productos
(ejemplos)
Acercamiento
de investigacion:
Obras de arte x xx xx ... ... x
Atuendo xx xx xx x x xx
Mobiliario xx xx x x x xx
Edificos xx x x xx x xx
etc. ... ... ... ... ... ...
Estas teorías meta-específicas sirven como puentes de conexión en todo campo de la arteología que de otra manera se fracturaría en centenares de sub-teorías producto-específicas que sólo estudian un tipo específico de producto, como ropas, muebles, edificios etc. Estas teorías meta-específicas se hacen así cargo de la coherencia de arteología.

Las teorías meta-específicas más importantes se tratan con la usabilidad, belleza, mensaje, ecología, economía y seguridad de productos. Cada uno de éstas se discute en una página separada. Una investigación viva continúa en cada uno de ellos, que tendrá como resultado probablemente un crecimiento constante de la teoría con no gran necesidad de revoluciones científicas en futuro cercano.

Otro factor que ayuda a mantener problemas ausentes es nuestro sistema de información excelente que distribuye rápidamente todos los adelantamientos teóricos.

In English   In Finnish   Indice

3.ago.2007. Enviar los comentarios al autor:

Versión en español: con aumentos por Pentti Routio
Ubicación original: http://www2.uiah.fi/projects/metodi/