Métodos interrogativos de investigación

  1. Elegir el método
  2. Entrevista temática
  3. El cuestionario
  4. El problema de la no-respuesta
In English   In Finnish   Indice

La producción y el uso de productos implican varios grupos de personas cuyas experiencias, conocimiento o creencias son datos valiosos para la investigación. Estos grupos comprenden los clientes presentes y potenciales de la empresa, los compradores y usuarios de los productos, así como el personal de la firma.

Antes de comenzar a presentar preguntas a la gente, es recomendable definir exactamente la extensión de sus interrogaciones. Hay dos decisiones que usted tiene que tomar.

  1. Delimita el estudio preguntándolo que es la población o la multitud entera de esos individuos donde usted desea decir que sus resultados futuros sean verdades? Es a menudo más o menos idéntico al conjunto de la gente donde conclusiones se aplicarán, si tal uso es previsible.
  2. Selecciona la muestra de la cual se recogen los datos empíricos, si usted no puede o no desea estudiar el conjunto entero definido arriba. Intenta utilizar una muestra aleatoria porque facilita generalizar las conclusiones de la muestra a la población total. En la práctica es a menudo difícil persuadir participar a gente aleatoriamente seleccionada, así que es usual que una muestreo de conveniencia está utilizada en lugar, con el resultado que llega a ser más difícil generalizar los resultados.

Una vez que usted haya resuelto las dos preguntas arriba, usted puede proceder a definir cuál clase de conocimiento usted desea conseguir de esta gente. Puede ser o

La división antedicha no es absoluta. Usted puede recolectar opiniones subjetivas en propósito normativo e intentar cambiar cosas según ellas, pero es también posible estudiarlas en estilo desinteresado y objetivo, usando conceptos tales como

Es también posible mezclar acercamientos desinteresados y normativos en una cuestionario o entrevista, tan largo como el investigador mantiene la diferencia clara a se mismo. Los métodos de estudiar cualquiera uno son muy similares.

Elegir el método

En la entrevista, las respuestas se dan oralmente y en el cuestionario por escrito. Esta división parece superficial y de hecho lo es. Una diferencia más importante entre los métodos se refiere a la cantidad de conocimiento y de la base teórica que usted tiene cuando comienza su investigación, con respecto a la cantidad de datos adicionales que usted necesite recoger. Los pedazos que falta del rompecabezas son a veces relativamente pequeños cuando están comparados a la masa del conocimiento (i.e. teoría) que usted tiene al comenzar la investigación. A veces hay boquetes grandes: no sabe todavía casi nada del objeto. Cada uno de estos casos llama para un método diferente de investigación donde usted enfoca su investigación apenas a los pedazos de información que falta.

Discernimos a menudo tres situaciones típicas posibles con respecto a los pesos relativos de la teoría existente y a la cantidad de datos que se recolectarán (que se explican más completamente bajo el título Uso del Modelo):

Como la tabla abajo indica, cada uno de las tres condiciones requiere un estilo específico del examen. Es también permisible combinar elementos de estos tres métodos. Si usted no está seguro cuál de los tres es el mejor para su situación, puede mirar algunas otras características que distingan las variantes disponibles del examen:

Estilo de estudio: Investigación exploratoria Investigación como revisión de un modelo Estudio basado en hipótesis
Estilo de preguntas:Preguntas abiertas Elección entre respuestas prefijadas, por lo general Elección entre respuestas prefijadas
¿Es posible agregar nuevas preguntas? No No
¿Qué hacer con respuestas imprevistos? Recoger y analizarRecoger o
eliminar
Eliminar
La carga del trabajo y el coste por respuesta GrandePequeño Grande
¿Es posible el análisis cuantitativo?Rara vez A menudoSiempre
Otros aspectos:Es imposible contestar anónimamenteRequiere algunas habilidades de la escritura del respondedor Es difícil arreglar para contestar anónimo
Método: Entrevista temática Cuestionario Experimento con reacción oral

Cuando se planifica una investigación, uno debe tener en mente que los sondeos de opinión e investigación de mercado están sujetos a ciertas consideraciones éticas, especialmente si los individuos pueden más tarde ser reconocidos sobre la base de la información dada. Los encuestados deben ser informados sobre la finalidad de la encuesta, el nombre del investigador y también sobre el hecho de que la participación es voluntaria. El encuestado también tiene derecho ha saber quién ha encargado la encuesta, excepto cuando es obvio que esta información disminuirá la validez de los resultados. El nombre de quien ha encargado la encuesta sí afecta a los resultados: la mayor parte de la gente es remisa a expresar opiniones que pueden pensar que son contrapuestas a las intenciones de aquél. Para disminuir este efecto, sería ventajoso divulgar a la comisión solamente después.

Entrevista temática

La entrevista es una buena elección si:

Las entrevistas llevan una gran cantidad de tiempo: en torno a un día para cada entrevista y el  trabajo asociado de despacho, mientras que podemos manejar al día docenas de cuestionarios (incluso más, si usamos un escáner para la introducción de las respuestas en una base de datos). Esto no significa que un cuestionario sea diez veces más "productivo" que una entrevista; al contrario, la comprensión que se obtiene la entrevista puede ser diez veces más valiosa para nosotros. Sin embargo, esto significa que para las entrevistas, con frecuencia tendremos que elegir un número menor de encuestados, e incluso puede que necesitemos asistentes para hacerlas.

A continuación trataremos el método de la entrevista no estructurada o, más apropiadamente temática. Se asemeja a la discusión normal: el encuestado tiene la opción de añadir comentarios que considera pertinentes y si el entrevistador encuentra estos nuevos temas interesantes, puede seguir esa pista y plantear preguntas adicionales basadas en los puntos de vista nuevos. Pero si el entrevistador piensa que la digresión es innecesaria, dirige la conversación de nuevo a los temas elegidos originalmente.

La entrevista temática es un método especialmente adecuado cuando no tenemos una teoría exacta sobre el tema, mientras que por el contrario estamos expectantes para conocer los nuevos puntos de vista que no habíamos previsto. Si elegimos este método, los encuestados con frecuencia aportarán más puntos de vista nuevos que los que podamos usar.

¿Entrevistas con individuos o con grupos?

Antiguamente la mayor parte de los investigadores pensaban que una tercera persona siempre sesga las respuestas y, así, no debiera ser nunca admitida a las entrevistas. Otros han señalado que los valores y las actitudes personales se crean solamente mientras que el individuo vive en su grupo social. Ellos no existen realmente cuando la persona es aislada del grupo y en tal aislamiento no se pueden estudiar, tampoco.

La entrevista del grupo significa una discusión entre un grupo social existente, tal como un equipo de trabajo o una familia. Puede ser eficaz cuando debe reunir información sobre maneras colectivas de vivir, de trabajar y de recrear, y también en usos, evaluaciones y significados relacionados a productos. Descuida algo diferencias personales, asuntos de la disputa y preguntas sensibles. Además, en un grupo grande generalmente algunos miembros hablan la mayor parte del tiempo y otros son sometidos. Si la meta del estudio es describir la dinámica auténtica del grupo, usted puede elegir aceptar y registrar todas estas asimetrías en la conversación. Si la meta, en lugar, es recolectar opiniónes sobre un asunto dado, usted debe dirigir la discusión, lo previene de desviar lejos del tema, y toma cuidado que todos los participantes se oyen.

Los arreglos prácticos

La colocación. En entrevistas, como en otro tipo de investigación todos los arreglos que apuntan a facilitar la investigación pueden influir al respondedor. Para minimizar la influencia es aconsejable elegir un lugar neutro y familiar para el encuestado: su casa, una sala de reuniones, una cafetería u otro entorno apacible donde podamos conversar sin ser molestados y sin prisas. Al reunir las opiniones acerca de un producto o su uso, la mejor colocación a menudo es el lugar donde este producto se utiliza de costumbre.

El entrevistador es siempre un elemento extranjero y posiblemente perturbando al ambiente normal del respondedor. Para aminorar el efecto, él o ella debe vestirse y comportarse de forma lo menos llamativa posible.

Una grabadora es casi siempre un instrumento indispensable en entrevistas temáticas, incluso si el volver a escuchar la grabación siempre lleva mucho tiempo, muchas veces más de tres veces la duración de la entrevista.

Material para demostraciónes. Cuando las preguntas pertenecen a un producto dado o a su uso, el contestar puede ser más fácil y más repleto si el producto él mismo está presente y se puede utilizar. Si esto no es posible, el entrevistador puede proporcionar substitutos o maquetas convenientes del producto (véase El método de presentación). Por ejemplo, en el "método del rompecabezas" (ingl. "puzzle interview") el investigador hace disponible una selección de tarjetas prefabricadas con retratos que simbolizan los varios elementos del producto, su uso, usuarios diferentes, etc. Además, el investigador coloca sobre la mesa o en la pared unos pocos marcos o bandejas denominados que representan los modos diferentes de usar el producto en varios contextos o circunstancias. Colocando uno o más tarjetas en marcos convenientes el respondedor puede ilustrar las situaciones y los problemas relacionados con el uso del producto.

La agenda. El entrevistador suele empezar explicando quién es la organización responsable, la finalidad del estudio y cómo serán usados los resultados. Estas pequeñas informaciones pueden ya de algún modo influenciar las actitudes del encuestado, pero es difícil ver cómo podrían evitarse. Además suele ser necesario explicar en qué grado se mantendrá la confidencialidad sobre lo que el encuestado nos comunique.

Las primeras preguntas sobre el tema de estudio han de expresarse en términos generales. Las preguntas son "abiertas", y animaremos con frecuencia al encuestado a explicar y ampliar sus respuestas. Para evitar de predisponer las respuestas, el entrevistador debe nunca revelar sus propias opiniones sobre los asuntos discutidos. Para animar al respondedor, usted puede indicar (cabeceando, por ejemplo) que usted aprueba sus opiniones, pero después usted debe tener cuidado y evitar de demostrar la aprobación apenas a algunas de las opiniones.

Cuando el encuestado elabora su afirmación, no sabe qué puntos de vista nuevos interesarán al investigador. Por ello el entrevistador debe de alguna manera dirigir las respuestas. Parar las digresiones innecesarias tal vez sea una falta de tacto y es algo que puede muchas veces evitarse simplemente esperando hasta que el encuestado ha terminado. Es más útil estimular positivamente, buscando llevar (de vuelta) al encuestado a los temas interesantes. Realizar estas proposiciones positivas es una forma de sondear o tantear al entrevistado. Ejemplos:

Se requiere otro tipo de sonda cuando el encuestado dice algo que sospechamos que es una exageración que tal vez él mismo podría reconsiderar. En esa situación simplemente diremos: ¿Está Vd. diciendo que...?, ¿De verdad cree que ...? y reformulamos la afirmación.

Al final de la entrevista podríamos preguntar al encuestado si estaría dispuesto a ver y corregir posteriormente nuestra transcripción sus afirmaciones o si está dispuesto a continuar con otra entrevista si más adelante encontramos que merecería ampliarse algunos de los temas.

Un tipo especial de "entrevista" es el muestreo de conversación, o escuchar a escondidas la conversación de personas particulares en lugares públicos como tiendas y parques. Algunos investigadores han usado este método para reunir opiniones del público en general respecto a edificios públicos nuevos; ello podría tal vez usarse también para recolectar puntos de vista sobre artículos a la venta en una tienda. Una debilidad del método es que toma a menudo mucho tiempo antes la gente vuelta a los asuntos que interesan a investigador. Además, es a menudo imposible restringir el estudio a cualquier población definida.

Antes de usar este método, puede que fuera conveniente consultar el capítulo sobre consideraciones éticas. ¿Una pregunta sin resolver es, le tiene a pedir el consentimiento de la gente antes de publicar sus opiniones, aún en el caso que estas personas se quedan incógnitas?

El informe

Informar de los resultados de las entrevistas temáticas es muchas veces complicado, incluso cuando tenemos las respuestas grabadas. A veces tenemos que escucharlas varias veces, intentando entender el significado. Una vez que lo hemos entendido, simplemente parafraseamos las afirmaciones por escrito. Si la cuestión es muy importante puede que interese verificar nuestra interpretación en una nueva entrevista.

Las opiniones de entrevistados deberán ser registradas tan fielmente como sea posible, pero las declaraciones fácticos son otra cosa. Para los hechos pronunciados por el encuestado debe tener en mente las posibilidades de:

En la evaluación crítica de la veracidad usted puede quizás utilizar una lista de preguntas típicas normalmente usada en la crítica de fuentes textuales.

Una vez que se han registrado los resultados de las entrevistas, el estudio puede pasar a la fase de análisis.

El cuestionario

El cuestionario es un método popular para reunir respuestas a preguntas simples. Los encuestados pueden vivir muy lejos, ya que el cuestionario pueden enviárseles por correo y ellos pueden remitirlo de vuelta al investigador. Para poder hacer preguntas exactas, tenemos que tener una idea exacta de lo que queremos saber. Solemos tener hipótesis cuantitativas con variables aritméticas.

El cuestionario (o una entrevista estructurada) es una buena elección si:

Nota que cuando se usa un cuestionario, conseguirá solamente las respuestas a sus preguntas; no tendrá ningún medio de hacer preguntas adicionales (el cual usted tendrá en una entrevista). Esta diferencia puede ser crucial en tales proyectos de investigación donde usted conoce el asunto sólo superficialmente y preguntas adicionales quizás sean esenciales. Por otra parte, hay ciertamente proyectos donde no preguntas adicionales se necesitan.

La informática moderna nos ha traído algunos nuevos canales para cuestionarios. En uno de ellos las respuestas se dan en el teléfono presionando las llaves del número según una codificación dada (si=1, no=2 etc). Otro método es colocar el cuestionario, con la ayuda del idioma de hipertexto, en una página de WWW como una forma. Las respuestas serán transferidas automáticamente al servidor del investigador donde él entonces los puede analizar estadísticamente. Para estas tareas hay también programas especiales como 'Infopoll'.

Una desventaja de muchas técnicas modernas es que usted tiene que restringir su muestra a personas que tienen una conexión del tipo adecuado (como teléfono o correo electrónico) y quiénes pueden y desean usarlo. Esta restricción puede causar un sesgo en los resultados. Un remedio podía ser arreglar simultáneamente otro cuestionario con la tecnología tradicional.

Un método que es básicamente similar al cuestionario es la entrevista estructurada, en la que el entrevistador simplemente hace las preguntas preestablecidas y registra las respuestas. Normalmente casí todas las preguntas son de la modalidad en que se elige entre varias alternativas. El método parece combinar las desventajas de la entrevista y el cuestionario a la vez que no ofrece especiales ventajas que no sean que los resultados son fáciles de analizar estadísticamente.

Cualquiera que sea el método para preguntar, tenemos que respetar el derecho del encuestado a saber por qué se le pregunta. Por esta razón al comienzo del formulario es habitual que pongamos una introducción donde indicaremos nuestra organización y cómo va a ser usado el informe de la encuesta. Por otra parte, debiéramos dar una fecha límite para la devolución, y es también aconsejable incluir un sobre con la dirección ya puesta y el franqueo pagado.

En muchos casos sería apropiado indicar en qué grado las manifestaciones del encuestado se mantendrán confidenciales. Suele ser mejor no incluir la firma u otra identificación del encuestado en el formulario mismo. Sin embargo, es probable que nos interese poner un símbolo de identificación en el sobre. En la siguiente fase, este símbolo permitirá detectar a los que no contesten y escribir a los restantes.

Preguntar sobre hechos

Un hecho es algo que no es afectado por una actitud u opinión. Podemos incluir preguntas factuales en las entrevistas o cuestionarios. Hay que asegurarse de no juntar dos temas en una pregunta.

Muchas veces podemos hacer preguntas de elección entre respuestas prefijadas. Ejemplos:

Año de nacimiento:________

Estado civil: soltero/a casado/a divorciado/a viudo/a

Cuando se hagan cuestiones de elección entre respuestas prefijadas, debemos asegurarnos de que se incluyen todas las alternativas posibles. Para curarnos en salud, podemos añadir una casilla adicional:

otros

o bien:
Otros, indíquese cuál _____________

Las preguntas deben de evitar cualquier ambigüedad, ya que el entrevistador no tiene manera de pedir aclaraciones. Por tanto, las frases han de ser simples y no contener ni negaciones dobles y palabras de uso raro. A veces una pregunta puede ser aclarada poniendo en cursiva palabras importantes o añadiendo dibujos o fotos.

El investigador ha tenido un serio error si el encuestado se ve obligado a reflexionar sobre lo que la pregunta significa realmente. Las preguntas ambiguas no producen respuestas útiles; al contrario, irritan a los encuestados e incrementan el riesgo de que no se nos devuelva la respuesta. Esto es por lo que cada cuestionario debe ser puesto a prueba previamente. En la prueba, el investigador observa a un encuestado rellenar el formulario. Si la escritura se ralentiza, el investigador pregunta por qué.

Las respuestas a manifestaciones factuales no son siempre exactamente verdaderas. La gente con frecuencia desea dar una "buena" imagen de sus ingresos, educación y otros atributos conectados con su posición social. En algunas preguntas tenemos la posibilidad de comparar los datos de nuestra muestra los registros oficiales del área. A veces podríamos preguntar lo mismo una vez más en otro punto del cuestionario y con una formulación distinta.

Preguntar sobre opiniones y actitudes

Cuando se someten a examen actitudes, los enunciados de cuestionario deben formularse en la manera siguiente:

Cuando se construyen los enunciados y se miran los resultados, deberíamos tener en mente el efecto de sesgo sobre las preguntas. La mayor parte de la gente tiende a contestar positivamente a una pregunta en mayor medida que negativamente, especialmente si piensan que el investigador mismo apoya la afirmación. Así sería mejor alternar los enunciados de modo tal que reflejen tanto las actitudes positivas como negativas.

Una herramienta típica es la escala Osgood (o "la escala Likert") también llamada "el diferencial semántico". Ejemplos:
 
¿Cómo evalúa el diseño de este teléfono? 
Marque una casilla en cada linea.
Ligero _ _ _ _ _ _ _ Pesado
Solemne _ _ _ _ _ _ _ Animado
Cómodo _ _ _ _ _ _ _ Incómodo
Clásico _ _ _ _ _ _ _ Moderno
Una alternativa:

¿Está Vd. de acuerdo con la siguiente afirmación?: Este teléfono es bello. Tache una de las casillas de abajo.

Más tarde podemos transformar las respuestas en frecuencias matemáticas y analizarlas estadísticamente.

Para medir actitudes a veces se puede idear una escala Guttman. Es una batería de enunciados con una rigidez creciente de actitudes. El siguiente es un ejemplo de una escala Guttman que mide la actitud discriminatoria:

  1. ¿Se casaría con una persona refugiada?
  2. ¿Aceptaría a una persona refugiada como amistad íntima?
  3. ¿Encuentra aceptables a las personas refugiadas viviendo en su vecindad?
  4. ¿Debería permitirse a las personas refugiadas vivir en la misma vecindad que las demás?

Construir una buena escala Guttman es engorroso, porque debe ser probada y pulida antes de usarse. Para muchos conceptos centrales de sociología y psicología hay ya disponibles baterías de preguntas ya probadas y listas para usarse (véase por ejemplo la lista hecha por la American Psychological Association. Normalmente llevan el nombre de test o prueba (psicológica). El término instrumento de medida sería un nombre mejor.

El método de representación de papeles se usa en ocasiones para estudiar actitudes y normas de comportamiento. En la representación de papeles, el investigador muestra una historia escrita o en imágenes sobre una situación social inventada, y al encuestado se le pide continuarla de cualquier manera que le parezca apropiada. De forma alternativa, al encuestado se le pide que imagine los acontecimientos que preceden a los que están en la imagen. El investigador suele presentar la historia bajo dos variaciones ligeramente distintas, formando así esencialmente un diseño experimental donde las historias diferentes funcionan como estímulos y las respectivas reacciones indican la variable dependiente.
Es conveniente situar la historia que sirve de estímulo en la parte de arriba de la página que se pasa a los encuestados. No debiéramos mandar este tipo de cuestionario por correo, porque los encuestados difícilmente se verían suficientemente motivados para completarlo.

Las intenciones y deseos con frecuencia han de ser sondeados en la investigación de mercado. Desgraciadamente, los deseos que la gente indica en las encuestas reflejan más bien pobremente su comportamiento futuro. Muchos jóvenes pretenden hacer o tener algo que nunca harán o adquirirán; por otro lado, la gente de edad avanzada ni siquiera necesitará algunas cosas que una persona ajena a su entorno juzgaría como imprescindibles para su bienestar.

El problema de la no-respuesta

La mayor parte de la gente accede con mucho gusto a que la entrevisten aunque con no tanto entusiasmo como antes, porque las encuestas se han convertido hoy en día en algo muy común. La situación ideal para el investigador es que aquella en que el asunto estudiado es genuinamente importante o interesante para el encuestado. Si no es el caso, el investigador debería tal vez motivar a los encuestados.

La motivación positiva es la forma más efectiva. Puede conseguirse explicando la finalidad e importancia de la encuesta antes de presentar las preguntas propiamente dichas. El investigador podría tal vez poner también el énfasis en el hecho de que estás entrevistas son valiosas para él porque no podría obtener esta información en ninguna otra parte.
El investigador debe pensar en los que los encuestados encontrarán motivador; el hecho de que llevar a cabo una encuesta sea requerido para los estudios de nuestra Universidad puede motivar al investigador, pero no necesariamente al encuestado.

Otra forma de motivar a la gente sería el indicar la muy pequeña molestia que se le causará si rellena el cuestionario. Esto es por lo que un cuestionario no debe ser largo o intimidatorio, y las preguntas deben ser cortas. Hay que hacer que el contestarlas sea todo lo fácil que sea posible. Debe incluirse con el cuestionario un sobre con la dirección puesta y el franqueo pagado.

Varias otras tácticas, también, se han ideado para mejorar el porcentaje de respuesta en las encuestas sobre correo. Jobber (1995 p. 177) resume su efecto probado como sigue:
Táctica Efecto sobre la tasa de respuesta
Notificación anterior por correo Aumente del porcentaje en la investigación de consumidor pero no en las poblaciones comerciales
Notificación anterior por teléfono Tasa aumentada de respuesta
Incentivos monetarios y no-monetarios Tasa aumentada de respuesta
Sobres de vuelta estampados Tasa aumentada de respuesta
Personalización El efecto varía
Conceder anonimato a los respondedores Tasa de respuesta más alta cuando el asunto es sensible
Longitud del cuestionario Solamente efecto leve sobre tasa de respuesta
Cuestionario coloreado Ningún efecto sobre tasa de respuesta
Plazo Ningún efecto sobre tasa de respuesta
Tipo de preguntas Las preguntas no ampliables consiguen una respuesta más alta que ampliables
Seguimiento Las llamadas del teléfono y los correos de seguimiento aumentan tasa de respuesta

Si, no obstante, hay un gran número de respuestas que acaban por no llegarnos, el investigador no tiene que reemplazarlas automáticamente con respuestas de otras personas más dispuestas a cooperar. Si se hiciese esto, ello distorsionaría fácilmente los resultados, porque los ausentes pueden diferir de los que han facilitado una respuesta, desviándose tal vez, también, con respecto a las variables importantes. Patrick W. Jordan (p.158) da un ejemplo de esto:

"Considere ... un caso cuando un fabricante de programas para ordenadores domésticas decidiera a examinar la nivel de satisfacción de los clientes con sus productos. Los que respondieron serían muy probablemente los que tenían una opinión particularmente fuerte sobre el software. ... La conclusión pudo incorrecto ser que los clientes fueron divididos firmemente en dos campos - los que amaron el software y los que lo odiaron."

Para rectificar la distorsión causada por los ausentes, es usado a veces el procedimiento siguiente:

  1. Al principio, el investigador mantiene separadas las respuestas obtenidas sin ninguna nueva solicitud (grupo A, pongamos 50 % en este ejemplo), y las obtenidas tras solicitarlas de nuevo (grupo B, pongamos 30 % en este ejemplo). La proporción final de ausentes (grupo C) será así en este ejemplo de un 20 %.
  2. Tras esto, el investigador tiene que ver si el grupo B difiere del grupo A con respecto a las variables que van a ser estudiadas. Una prueba T estadística es apropiada para esto.
  3. Si hay alguna desviación, podemos suponer que el grupo de ausentes definitivos, grupo C, se desviará del A en la misma dirección que el grupo B. A partir de ahora, las respuestas dadas por el grupo B se usarán como sustitutos para los encuestados que faltan en el grupo C. Matemáticamente este ser hará incrementando el peso del grupo B de modo que sea igual a la suma de los grupos B y C, es decir, un 50 por ciento en nuestro ejemplo.
  4. Si los grupos A y B no difieren en forma considerable entre ellos, podemos esperar que la ausencia del grupo C  no tendrá una gran influencia sobre los resultados, y así no se necesitarán correcciones. Los grupos A y B se combinan, y los resultados totales a partir de ellos se suponen ciertos para el conjunto de la población.
Una vez que se han registrado las mediciones o estimaciones empíricas, el estudio puede pasar a la fase de análisis.

Direcciones en el www sobre métodos de encuesta:

In English   In Finnish   Indice

3.ago.2007. Enviar los comentarios al autor:

Versión en español: con aumentos por Pentti Routio
Ubicación original: http://www2.uiah.fi/projects/metodi/